Estudios revelan que la población española consume 71,5 gramos de azúcar diarios

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanza un nuevo llamamiento a la población para que reduzca el consumo excesivo de azúcar, sobre todo en aquellos productos ultraprocesados como pueden ser los refrescos, las salsas, los alimento precocinados o los zumos industriales, entre otros.

El azúcar, y su alto consumo en diversos países, ha representado una lucha constante para los profesionales e investigadores del sector de la salud, ya que a diario se registran nuevos casos de obesidad, cáncer, diabetes o enfermedades cardiovasculares. A su vez, las cifras de mortalidad por estas u otras patologías, provocadas por el exceso de azúcar en el organismo, aumentan en los centros médicos del mundo.

En España la realidad no es ajena a la planteada por la OMS, según datos publicados por la encuesta Anibes, de la Fundación Española de Nutrición (FEN), la ingesta de azúcar entre la población española se ubica en un 71,5 gramos diarios, el triple del consumo recomendado por el organismo internacional mencionado.

Para evitar los diversos riegos que produce el azúcar en el cuerpo, la OMS recomienda reducir el consumo de azucares libres a menos del 10% de la ingesta calórica total, acompañada de una dieta saludable. La entidad asegura que una disminución del 5% de la ingesta calórica total arrojaría resultados beneficiosos para la salud de la población.

Los expertos en salud indican que es necesario dejar a un lado, lo más pronto posible, los alimentos ultraprocesados y regresar al consumo de comida sana como frutos secos, verduras, aceite de oliva, legumbres, frutas, patatas o huevos.