La gangrena gaseosa, señales y síntomas

La gangrena describe la muerte del tejido infectado. Este daño al tejido lo puede causar la bacteria Clostridium, más comúnmente, Clostridium perfringens. Cuando este es el caso, la enfermedad se llama gangrena gaseosa o mionecrosis clostridial (mio se refiere a los músculos, y necrosis a muerte). Es rara pero una infección potencialmente mortal, que ocurre cuando estas bacterias se multiplican y producen toxinas que causan daño en el tejido. Esta condición se relaciona con frecuencia con una herida quirúrgica o trauma reciente.

La gangrena gaseosa se presenta de manera súbita y por lo regular ocurre en el mismo sitio de un traumatismo o una herida quirúrgica reciente. En algunos casos, ocurre sin un evento irritante. Las personas que están en mayor riesgo para gangrena gaseosa generalmente tienen una enfermedad vascular (ateroesclerosis o endurecimiento de las arterias), diabetes o cáncer de colon.

Si se presenta la gangrena gaseosa en su niño, probablemente empezará con dolor en el sitio de la herida existente. Luego, su niño podría experimentar acumulación de líquido (edema), sensibilidad y empeoramiento del dolor. Su frecuencia cardíaca puede aumentar (taquicardia), junto con una respiración rápida, sudor, palidez y fiebre. Si no se trata, su condición puede empeorar y llevar a una disminución de la presión arterial a niveles peligrosos (hipotensión), insuficiencia renal, una alteración de su estado mental y shock.

El período de incubación desde el momento de la infección a la aparición de los síntomas, puede ser tan corto como seis horas y tan largo como tres semanas. En la mayoría de los casos, el período es de dos a cuatro días.

La gangrena gaseosa se debe tratar de inmediato al:

• Retirar quirúrgicamente el tejido muerto e infectado
• Administrar penicilina vía intravenosa
• Manejar el shock y otras complicaciones
• La posibilidad de tratar al paciente en una cámara de oxígeno a alta presión aceleraría el proceso de mejora, ya que ha demostrado que los clostridios detienen su crecimiento.

Con información de Healthy Children en español