Oxigeno 3.0 el cariño que tu cuerpo merece antes, durante y después de hacer ejercicio

Ya hemos pasado diciembre, las rebajas de enero e incluso el Blue Monday, por lo tanto, podemos asegurar que ya estamos totalmente de vuelta a la rutina. Entre trabajo y clases, tratamos de tener un momento para disfrutar de lo que nos gusta: pintar, leer, bailar y a muchos, hacer ejercicio.

Cada vez son más las personas que se apuntan al gimnasio, a una clase guiada, que salen a correr por las calles de su barrio o algún parque cercano y que incluso, se apuntan a practicar alguna disciplina como el ciclismo, running o natación. Cuidar de nuestro cuerpo no es una moda y, poco a poco, más personas se van dando cuenta de la importancia de adoptar hábitos saludables donde aparte de despejar la mente de la rutina, se beneficie a la salud y actividad de nuestro cuerpo.

A pesar de que practicamos deportes para mejorar nuestra salud, debido al esfuerzo físico y a la sudoración, se pierden minerales esenciales. Esto provoca que nos fatiguemos más rápido y que tengamos una mayor tendencia a padecer lesiones, lo cual, a la larga puede influir negativamente en nuestro desempeño, debido a que, sin una correcta hidratación, los músculos no funcionan de la misma manera.

En este contexto, así como la hidratación es fundamental, igualmente importante el tener unos niveles óptimos de oxigenación en nuestro cuerpo, ya que los índices de contaminación en las grandes ciudades logran mermar el rendimiento de los deportistas.

Los resultados de la terapia de oxígeno hiperbárico en nuestros pacientes deportistas han sido extraordinarios, tanto para la prevención como en el tratamiento de lesiones.

Cabe destacar que han sido muchos los deportistas de élite que utilizan las cámaras hiperbáricas para prevenir, mejorar y acelerar sus procesos de recuperación con esta medicina alternativa que se impone como tratamiento coadyuvante en el ámbito mundial.