Pautas para una correcta higiene del sueño en el adulto mayor

Los trastornos del sueño son frecuentes en los adultos mayores y afectan tanto a la cantidad como a la calidad del descanso. Sin embargo, es posible modificar ciertos hábitos poco saludables que ayudan a mejorar la calidad del sueño con la puesta en marcha de algunas sencillas medidas que se pueden incorporar a las rutinas diarias.

Para divulgar estas pautas entre los adultos mayores, Patricia Lascorz, psicóloga clínica y especializada en envejecimiento activo en, imparte estas técnicas que se recomiendan para dormir bien:

– Irse a la cama y levantarse a la misma hora. Ello ayuda a reprogramar el ciclo del sueño de los mayores y a que haya una estabilidad.
– Evitar el consumo de estimulantes como puede ser el café, la nicotina o el consumo de alcohol, puesto que pueden causar sudores, dolores de cabeza o sueños intensos.
– Levantarse con el sol y usar las luces brillantes únicamente por la mañana, a media tarde o hacia la tarde-noche, ya que la luz solar ayuda a regular el reloj biológico interno cada día.
– Tratar de ejercitarse durante al menos 20-30 minutos cada día, pero no en la tarde-noche o antes de irse a dormir.
– Desarrollar una rutina de relajación antes de ir a la cama que puede incluir un baño tibio, un estiramiento, escuchar música apropiada, leer u otras actividades relajantes.
– No irse a la cama hambriento, pero también evitar las cenas abundantes.
– No transformar el tiempo en la cama en tiempo de resolver problemas.
– Si se padece insomnio, no tener un reloj visible en el dormitorio; mirar el reloj solo intensifica el malestar.
– Revisar si las siestas ayudan en el rendimiento diario o provocan insomnio y actuar en consecuencia.
– Tener una ventilación e higiene adecuada.

En Corner Salud estaremos felices de poder ayudar a todos nuestros mayores para que tengan mejor calidad de vida con la innovadora medicina hiperbárica, la terapia con oxígeno que contribuye para obtener un mayor descanso y regeneración.