Un 11% de los españoles padece dolor crónico y la mayoría no logran conciliar el sueño

Un 11% de los españoles padece dolor crónico y, de ellos, casi la mitad lo sufren a diario, según los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Ahora bien, existen diversos tipos. El crónico, el problemático, es “aquel que persiste durante mínimo tres meses desde el inicio de alguna enfermedad, rotura, etc., que una vez tratada e, incluso, curada, continúa ocasionando dolor al paciente” y el agudo, el habitual, “es un sistema de defensa puntual del cuerpo que indica que hay un problema y que, una vez está solucionado, desaparece”.

La mayor parte de los afectados por el primer tipo, incurable, son personas mayores, debido a que presentan patologías que traen consigo algún tipo de dolor que remitiría con una intervención, que no puede realizarse por el riesgo de complicaciones. Ahora bien, que no exista una cura para esta situación clínica, no significa que los pacientes no puedan mejorar o carezcan de tratamiento.

En este sentido, especialistas explican que en la Unidad del Dolor se recurre a la escalera analgésica del dolor de la OMS (Organización Mundial de la Salud) que presenta tres escalones. En el primero, se encuentran los antiinflamatorios y el paracetamol, que suelen estar ya recetados por el médico de cabecera. En caso de que no logren el efecto deseado, se pasaría a opiáceos débiles y, como último recurso debido a los problemas de dependencia que genera, la morfina.

Además del tratamiento farmacológico, se utilizan otro tipo de técnicas como la electroestimulación transcutánea, con un dispositivo del tamaño de un móvil que cuenta con unos electrodos que se aplican en la zona afectada, o las infiltraciones para tratar los dolores musculares y articulares.

Asimismo recordamos el gran avance que ha aportado la medicina hiperbárica a nuestros pacientes con dolores crónicos, y amputados con Síndrome de Miembro Fantasma, sus testimonios dan fe de su mejoría.